3 FORMAS DE UTILIZAR MIEL EN TU RUTINA DE BELLEZA

La miel es el ingrediente de belleza que necesitas

Que la miel es uno de los superalimentos que forma parte de nuestra dieta mediterránea, todos los sabemos, pero que además puede convertirse en un aliado secreto para tu belleza. Eso, quizás… es algo que todavía no te habías planteado.

Además de ser la mejor alternativa para endulzar de forma natural, es también un componente clave, por eso está presente en muchos productos cosméticos para nuestro cabello y piel.

Aquí puedes hacerte con alguna de las nuestras: Miel Buleo

Empezamos por lo más fácil: cómo hacer una mascarilla de miel

Es la forma más sencilla para que empieces a incorporar a tu ritual de belleza este ingrediente. Eso sí, antes de empezar asegúrate que no eres alérgica a la miel. Una vez hecha esta comprobación es muy fácil:

Pon en un recipiente (por ejemplo un plato) varias cucharadas de miel, después aplícala sobre tu rostro (limpio). La mejor manera es hacerlo con tus dedos poco a poco, recuerda que es importante evitar la zona del contorno de ojos.

Deja que actúe de 10 a 20 minutos (todo dependerá de la prisa que puedas tener…). Una vez transcurrido el tiempo enjuaga tu piel con agua templada. Y como en todo ritual, finaliza con una crema hidratante facial atendiendo a tus necesidades y edad de la piel.

El exfoliante perfecto

La composición de la miel hace que sea el ingrediente base para crear el exfoliante perfecto. Su combinación con otros productos hace que podamos deshacernos de esas células muertas que tanto nos afectan de forma natural y sencilla.

Su preparación es fácil y rápida. Necesitas:

  • 3 cucharadas de miel
  • 1⁄2 taza de azúcar blanco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva o aceite de almendras (como prefieras)

En un recipiente mezcla la miel con el azúcar hasta que consigas una pasta y, a continuación, añade el aceite hasta que se integre con la mezcla. Ahora extiende el exfoliante por el cutis sin ejercer presión mediante movimientos circulares. Deja que actúe durante 5 a 10 minutos y después retira con abundante agua tibia.

Para seguir con el tratamiento de belleza limpia tu piel con un buen jabón hidratante y después aplica tu crema hidratante.

Mejora la salud de tu cabello

Quizás estés pensando ¡qué locura miel en la cabeza! Pues sí, porque si tienes sufres estos problemas: la caída, la caspa o la falta de hidratación en el cabello, la miel puede ayudarte. Revitaliza el cuero cabelludo, ayudando así a prevenir la caída del cabello. Además, hidrata y da brillo a tu melena.

Necesitas tan solo cinco minutos en la ducha. Mezcla:

  • 4 cucharadas de miel
  • 10 cucharadas de vinagre
  • 2 tazas de agua

Lava tu cabello, nuestro consejo es que lo hagas con un buen champú que si además incorpora como ingrediente base la miel servirá para complementar al 100% todo el ritual.

Una vez lavado aplica la mascarilla anterior, deja actuar 5 minutos y aclara bien tu cabello. ¡Y listo! Disfruta de un cabello perfectamente nutrido y radiante.

Si te ha gustado, ¡compártelo!

ideas de productos ¡que no te puedes perder!

Miel Las Obreras