Tipos de miel - Blog by BuleoMiel

¿Cuántos TIPOS DE MIEL existen?

La mejor forma para empezar es artículo es pedirte que hagas un pequeño experimento. Coge dos botes de miel y vamos a analizarlos. A la vista puede que los colores, su tonalidad… sean muy similares. Ahora introduce una cuchara, con la textura, sucede lo mismo ¿verdad? Por último prueba cada una de ellas sin prisa y con calma. ¿El resultado? No son iguales.

Aunque pueda parecer que todas las mieles son iguales acabas de comprobar tú mismo que cada tipo de miel es diferente. Cada una de ellas tiene un color, sabor, olor y textura diferentes.

Tipos de Miel

Existe una gran variedad de tipos de miel dependiendo del tiempo en el que se produzcan y elaboren así como del tipo de flor de la que las abejas extraen el néctar. Principalmente, tenemos 3 tipos en función del tiempo:

  • Primavera: Se recoge a finales de Mayo.
  • Principal: Se recoge entre los meses de Junio y Julio.
  • Tardía: Se recoge de manera más tardía durante los meses de Agosto y Septiembre.

 

Dependiendo del tipo de flor utilizada para la extracción de néctar:

  • Miel floral:

– Monofloral: procede del néctar de una única flor.

– Multifloral: está formada a partir del néctar de muchas flores. Es la miel de sierra, de montaña, etc.

  • Miel de mielada o miel de bosque: no procede del néctar de flores, sino de secreciones de ciertas plantas o animales que las ingieren de las plantas. También se llama miel de rocío o rocío de miel.

Pero… ¿qué tipos de miel son más habituales?

Miel de Romero

De color ámbar claro, al cristalizar o endurecerse, tiene un color blanco. Ayuda a la digestión, evita la acidez de estómago o las flatulencias. Recomendada para resfriados o bronquitis por sus propiedades antisépticas, pectorales y balsámicas. Para uso externo, se recomienda para tratar cortes o arañazos.

Miel de Limón

La miel de limón es una de las grandes en el universo apícola. Fuertemente asociada al limonero y sus olorosos azahares, esta variedad dispone de unas cualidades nutricionales y terapéuticas únicas en el mundo, siendo un remedio milenario para combatir un sinfín de dolencias y enfermedades.

Miel de Azahar

De color amarillento, procede de las flores de cítricos, es suave al gusto y posee un perfume característico. Tiene una gran cantidad de azúcares que cristalizan y le dan gran densidad, por eso es más sólida. Tiene propiedades sedantes y relajantes. Se recomienda para tratar insomnio, ansiedad o nerviosismo.

Miel de Eucalipto

Es una miel que tiene un color ocre, además de un sabor amaderado y un olor muy característico. Sus propiedades son antisépticas y tiene efectos balsámicos. Ayuda a todo el aparato respiratorio.

Miel de Tomillo

De color oscuro, cristaliza irregularmente. Es antiséptica, digestiva y buena para prevenir o atajar infecciones. Se recomienda para evitar flatulencias, acidez de estómago, diarrea y también para prevenir o tratar resfriados, gripe, anginas o bronquitis. Al ser rica en hierro, también se recomienda para la anemia.

Miel de Almendro

Es la primera miel de la temporada ya que el almendro es el primero de los árboles frutales en florecer dando paso a la primavera. De color muy claro, con tonos amarillentos, no tiene una cristalización rápida. Es beneficiosa para la circulación puesto que sus propiedades emolientes tonifican la dermis y evitan la retención de líquidos. Además reduce los síntomas del resfriado porque como ocurre con el resto de mieles florares es un poderoso antiséptico y antibacteriano

Miel de Encina

Proviene de la melaza que se desprende de las bellotas. Es una de las mieles más oscuras, a veces hasta negra. Es bastante fuerte aunque tiene buen sabor. Es rica en hierro y tiene propiedades astringentes (combatir diarreas), estimulantes y digestivas.

Miel de Lavanda o Espliego

De color dorado claro, gran aroma y muy buen sabor. Por su gran contenido en hierro es ideal para tratar la anemia. Sus propiedades bactericidas en uso tópico (externo) la recomiendan para heridas, cortes, quemaduras de todo tipo, incluso solares, o picaduras de insectos. También tiene propiedades antisépticas y mucolíticas, ayudando a prevenir refriados, tos, anginas, faringitis, bronquitis o gripe.

Miel de Bosque

También conocida como mielada, la Miel de Bosque es de color oscuro. Su sabor es más fuerte y menos dulce que otras mieles, con un toque resinoso. Se obtiene de la

savia de árboles y otras plantas de los bosques. Tiene altas propiedades antioxidantes, es perfecto aliado para estados anímicos bajos y épocas de alto estrés.

Miel de Brezo

Es de color oscuro y sabor amargo. Sus propiedades favorecen la desaparición de la cistitis además de retención de líquidos y piedras en el riñón. Así mismo, está muy recomendada para los problemas cardíacos, anemia y fatiga.

Miel de Aguacate

De color pardo oscuro y textura suave. Es una miel líquida que no cristaliza. Combate la anemia, es un energizante natural, adelgazante natural y por el alto porcentaje de agua que contiene el aguacate tiene efectos diuréticos.

Miel de Mil Flores

Procedente de variaciones de flora simultáneas. Tiene un color ámbar oscuro y su sabor es variable e intenso. Además, es rica en minerales, un complemento alimenticio y un buen cicatrizante. Igualmente sirve para prevenir la anemia, antiinflamatoria y favorecer la digestión.

Miel de Castaño

Procedente del castaño; rica en hierro y beneficiosa para la anemia y distintos tipos de sangrados como el nasal.

Miel de Zarzamora

Posee un llamativo color ámbar claro con tonalidades oleosas, pudiendo adquirir matices más oscuros en función de las especies florales que coexisten en tiempo y espacio (brezo, castaño, espliego, frutales silvestres y un amplio abanico de flores de bosque y montaña autóctonas) Como proviene de la flor de la zarzamora, es rica en vitaminas A, B1, B2, C, E y en minerales como potasio, fósforos, hierro, sodio, magnesio, manganeso, selenio, zinc, cobre y calcio, y otros componentes como ácido fólico y niacina. El característico sabor dulce de la miel de zarzamora, la convierte en complemento e ingrediente ideal en multitud de postres.

Miel de Montaña

Se considera miel de montaña al producto que obtienen las abejas a partir de 1000 metros de altura sobre el nivel del mar. Un producto natural recogido de la gran variedad de flores que crecen en plena naturaleza, en los terrenos más montañosos. Tiene un color fuerte, muy oscuro y de aspecto líquido, ya que su cristalización es lenta. De sabor dulce aunque con algo de tendencia salada suele gustas mucho a los paladares más avanzados.

Miel de Madroño

Tiene un color oscuro, tirando al negro. Al cristalizar llegar a castaño rojizo, tirando hacia el marrón. Su aroma es muy peculiar, siendo una de las mieles más amargas que se encuentran en el mercado. La miel de madroño tiene propiedades antibacterianas que nos ayudan a prevenir y tratar infecciones de garganta o bronquitis además dadda su característica antiinflamatoria ayuda a regular posibles inflamaciones intestinales mejorando los movimientos de los intestinos.

Si te ha gustado, ¡compártelo!

ideas de productos ¡que no te puedes perder!

Miel Las Obreras